¡No suspenderemos las elecciones!

En un país en el que la presidenta del Consejo Nacional Electoral es llamada “compañera” o “camarada”, no resulta ya extraño que un presidente, como lo hizo Nicolás Maduro este fin de semana, grite en una cadena de radio y televisión lo siguiente: ¡No suspenderemos las elecciones!

Como si hubiera sido una ofensa personal o un agravio a un proyecto particular, Maduro mezcló rabia con urgencia y negó rotundamente que haya alguna mínima posibilidad de suspender los comicios parlamentarios previstos y anunciados por el CNE, el mismo CNE a cuya presidenta los jerarcas del régimen llaman sin un poquito de pudor siquiera, “compañera” y “camarada”.

                                            Truene, llueva o relampaguee

A grito y manoteando desde una mesa que había sido dispuesta para presentar a los candidatos oficialistas al parlamento, el mandatario señaló que “truene, llueva o relampaguee”, los comicios para las legislativas van, y se lanzó en una diatriba encima de quienes argumentan que la pandemia del virus se ha agravado y que eso haría precaria la participación ciudadana o la haría nula.

Diversos sectores de la vida nacional habían dicho desde hace tres semanas que esa consulta es inviable y que hay que posponerla, por el riesgo de complicar a la población con la pandemia del coronavirus.

“¡Que nadie nos venga a hablar ahora de suspender las elecciones”; gritó Maduro. “En Venezuela estamos obligados por la Constitución a hacer elecciones el 6 de diciembre!, y las vamos a hacer”, agregó en una intervención que se convirtió en una gritería. Lo mismo, y de inmediato, vociferó que el 5 de enero de 2021 se instalará la nueva directiva, ¡con pandemia o sin pandemia!, según ordenó

Argumentó que en otros países se han realizado elecciones en lo que va de año, a pesar de los contagios del Covid-19, y citó a Rusia, Bielorrusia, Corea del Sur, Surinam, Trinidad y Tobago, República Dominicana y Jamaica. Y dijo que habrá elecciones en Bolivia, Chile y en Estados Unidos”.

Sin mostrar pruebas, acusó que “hay maniobras de algunos sectores para sabotear e impedir las elecciones del 6 de diciembre”, y amenazó con medidas que muchos interpretaron como el deseo de cerrar la brecha entre los 110 perseguidos políticos y el número que el gobierno gusta tener de ellos en sus cuarteles.

F,R.Y.

Vierne5/

Total Page Visits: 315 - Today Page Visits: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte + 5 =

Entrada siguiente

¿14 mil aspirantes?

Mar Sep 8 , 2020
Si 14 mil personas se inscribieron buscando ser diputados, en Venezuela el hambre y la necesidad deben ser muy grandes como para que tantos opten en esa agencia de empleos, o el gobierno los mandó a registrarse para dar la impresión de hay una masiva participación electoral. 40 SHARES Share […]

Más artículos