El gobierno incrementa los obstáculos para evitar unas elecciones limpias en Venezuela

Vierne5 / Desde que el Consejo Nacional Electoral revocara, por instrucciones del gobierno, la invitación a la Unión Europea para que participara como observadora de los comicios que se habrán de realizar en el país este 28 de julio, las cosas se han complicado por las sospechas de que no será precisamente la pulcritud la que marcará la actuación de los jefes del Ejecutivo y sus aliados.

De esa fecha para acá y en medio de unas cuantas sospechas, unos cuantos gobiernos de la región y fuera de ella, han presentado excusas para no estar presentes en ese proceso, argumentando falta de tiempo, premura en las invitaciones o cuestiones administrativas internas que «les dificultan» la asistencia de sus organismos y misiones especializadas.   

La gota que rebosó el vaso fue el anuncio del Consejo Nacional Electoral de revocar la invitación a la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE UE) para los comicios presidenciales luego de que este bloque extendiera sanciones contra funcionarios venezolanos.

Esta decisión, la del gobierno de Nicolás Maduro, ha sido condenada por diversos gobiernos del mundo, pues la observación de la Unión Europea estaba pactada en el Acuerdo de Barbados, firmado entre la administración de Nicolás Maduro y la oposición venezolana, que se debía cumplir sin contratiempo ni excusas.

Expertos en materia electoral consideran, no obstante, que aún hay tiempo de que el Consejo Nacional Electoral invite a observadores internacionales para las elecciones presidenciales, pero no se muestran muy optimistas. Aclaran que la ausencia de la misión de la observación de la Unión Europea no se traduce directamente en falta de transparencia e ilegitimidad, pero crea razonables sospechas.

Aunque a grandes rasgos puede considerarse que la ausencia de estos observadores en las elecciones presidenciales puede significar un proceso con menos garantías, expertos electorales aseveran que esa afirmación no es del todo cierta y que el esfuerzo recae en los partidos políticos que deben ahora asegurar que haya testigos en todas las mesas de votación, para contrarrestar efectivamente lo que es a todas luces una acción premeditada del gobierno.

La organización Laboratorio de Paz considera que “la no presencia de observación MOE-UE deja no obstante sin esta herramienta fundamental de certificación de legitimidad en el proceso electoral más importante de los últimos 24 años del país”.

En ese mismo sentido, José Domingo Mujica, director de la Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación, añade que “eliminar ese observador (Unión Europea), es eliminar a la autoridad que puede opinar sobre el proceso electoral, que no tiene ninguno de los otros”. Sin embargo, estima que no todo está perdido.

Por su parte, el director del Observatorio Electoral Venezolano (OEV), Luis Lander, expone que “el hecho de que hubiese venido la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea no garantiza que las elecciones iban a ser 100% pulcras, ni el hecho de que no vayan a venir significa que va a ser una elección absolutamente ilegítima”.

Lander explica que no quiere decir que “si no viene la Unión Europea se van a cometer enormes irregularidades, pero puede servir como freno”. Mujica suma que la observación europea es la única que tiene una cantidad suficiente de expertos para desplegarlos en diversos puntos del país y “hacer una evaluación precisa del proceso electoral”.

José Domingo Mujica indica que, en primer orden, todas las toldas políticas deben centrar su esfuerzo -ahora más que nunca-, en tener testigos. “La presencia de testigos en todas las mesas es un instrumento de prevención de violaciones muy importante porque tienen la posibilidad de defender ante intentos de violaciones directamente”.

Luis Lander coincide con el representante de la Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación, que la mayor competencia está en todas las organizaciones políticas, “en lograr tener una red de testigos en las distintas mesas de votación que puedan garantizar la defensa de los votos a favor de sus candidatos y que el proceso electoral se desarrolle con normalidad”, dice.

Lander recomienda a los simpatizantes de los partidos políticos tomarse la defensa del voto “en serio” y cumplirla a cabalidad.

-¿Y los otros observadores?

-Las misiones de observación electoral, tanto nacionales como internacionales, tienen como función principal supervisar y evaluar la transparencia, equidad y la legalidad de los procesos electorales desde antes de la campaña electoral hasta la publicación de los resultados, con el fin de garantizar que se respeten los derechos políticos de los ciudadanos y que las elecciones se realicen de manera justa.

No obstante, las organizaciones de observación electoral nacionales tampoco han sido aún acreditadas por el CNE para monitorear este proceso electoral. “Aunque no se nos acredite vamos a estar pendiente para hacer una observación, lo mejor que podamos, estamos trabajando en eso”, adelantó el director del Observatorio Electoral Venezolano (OEV), Luis Lander, quien recuerda que ya están sucediendo hechos que deben ser analizados.

Total Page Visits: 75 - Today Page Visits: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Edmundo González en Baruta: "Proteger los votos es nuestra mayor prioridad"

Vie Jun 14 , 2024
Vierne5: Estas son las noticias del día de hoy viernes 14 de junio 2024 Vierne5: El candidato unitario enfatiza la importancia de la vigilancia electoral durante su campaña en Baruta para las elecciones […]
vierne5.com

Más artículos